~ traducciones ~



Traducción al español
de One Hundred poems from the Chinese, Kenneth Rexroth.
Publicación para 2020.




Su Tung-Po
蘇軾


LA HABITACIÓN ORIENTADA AL SUR CON VISTA AL RÍO

La habitación está preparada, ya ha ardido el incienso.
Cierro las persianas antes de cerrar los párpados.
El dibujo del cubrecama imita las olas del río.
La cortina de gasa es como una niebla.
Un sueño viene a mí y cuando despierto, ya no sé dónde estoy.
Abro la ventana del poniente y contemplo las olas
Extendiéndose una y otra vez sobre el horizonte.











Du Fu
杜甫

VIAJANDO HACIA EL NORTE

Las lechuzas graznan al interior del árbol de moras.
Los ratones se escurren y preparan
sus agujeros para el invierno.
A medianoche
Cruzamos un antiguo campo de batalla.
La fría luz de la luna sobre huesos blancos.

















Mei Yaochen
梅尧臣

LUNA CRECIENTE

La luna creciente ilumina
la esquina de mi casa.
El perro de mi vecino aúlla.
En la mitad de la noche
espíritus vuelan alrededor
y extrañas criaturas se agitan.
Aunque no haya viento
un murmullo se desliza sobre el pasto.
















Ou Yang Hsiu
歐陽修

PESCADORES

El viento sopla la cuerda de su caña de pescar
Con un sombrero de paja y capa de hierba
El pescador se hace invisible.
La fina lluvia de primavera nos impide ver muy lejos
Y la niebla que se levanta del agua ha escondido las colinas.


















LI CH’ING CHAO
李清照
 
TARDE DE OTOÑO EN EL RÍO

El viento se desliza sobre el lago,
Las olas se extienden sin límite.
El otoño se aproxima junto al amanecer,
Y los botes aparecen desde el río.
El agua parpadea y las montañas desde lejos
alcanzan nuestros corazones.
Nunca me cansaré
De cantar a la belleza sin límite.
El agua del rocío hace brillar
Los lirios que viven en las orillas.
Las garzas duermen sobre la arena
Con sus cuellos sumergidos,
Como si no quisieran ver
A los hombres que atraviesan el río.































LUNA, FLORES, HOMBRE

Levanto mi copa e invito
A la luna a bajar desde el cielo.
Espero que me acepte.
Levanto mi copa, y le pido a las flores,
Cargadas de flores, que tomen conmigo.
Les deseo larga vida y prometo nunca cortarlas.
En compañía de la luna y las estrellas,
Me embriago, y ninguno de nosotros
Se preocupa ya de lo bueno o de lo malo.
¿Cuántas personas podrán comprender nuestro gozo?
Tengo vino, luna y flores.
¿Acaso necesito de alguien más?












VISITANTES

Hace mucho tiempo que padezco asma.
Sin embargo, de a poco parece mejorar
en esta casa junto al río.
Aquí hay calma. La multitud no puede molestarme.
Aquí estoy más tranquilo, logro descansar.
Me siento más brillante y más feliz.
Cuando llega una visita a mi cabaña,
Mi hijo me entrega mi sombrero de paja,
Para poder recoger verduras frescas.
No hay variedad para ofrecer,
Pero lo que existe, se ofrece con amistad.


















LA PUERTA DE AL LADO

Mi vecino de la derecha
tiene un hijo que acaba de salir al jardín.
Mi vecina de la izquierda
tiene una hija
que aún es virgen.
En la sombra densa
cuando el sol ya no está presente
debajo de la puerta se ve muy oscuro.
¿De quien es esa cabeza, que mira sobre la pared?



















LA LUNA EN AL RÍO DEL CIELO

Las frágiles ramas del puerto
Abrigan las rosas del viento del Este.
Envueltas en nubes de perfumes,
Y Cubiertas de gotas de rocío.
¿A quién querrán seducir?
¿Solo a las mariposas y las abejas?
Mi corazón está lleno de sentimientos,
Mientras descubro los placeres del jardín.
De a poco mi ebriedad se difumina
Y mis placeres se esfuman para no regresar.
La luna se hunde en el horizonte,
Y de pronto la primavera de desvaneció.



















NEBLINA

En mi pieza estrecha, abro la ventana
Para permitir entrar la intensa lascivia
De la primavera. Sombras confusas
Parpadean sobre las cortinas.
Escondido en el pabellón, sin palabras
Toco el harpa de jade rosa.
Desde lejos un acantilado de roca
Se desprende de las montañas.
Una brisa ligera mueve la neblina
Como la sombra pareciera mover
Los sus dibujos de la cortina.
¡Oh vainas de primavera, no deberían inclinarse
Ni pedirnos perdón, por no poder contener
El paso de los días!










A UN VIAJERO

El año pasado cuando te acompañé
Hasta la puerta de Yang Chou,
La nieve volaba como un algodón de sauce blanco.
Este año la Primavera nuevamente llegó,
Y ahora, el algodón blanco del sauce se parece a la nieve.
Sin embargo, tú aún no has regresado.
Solo ante la ventana,
Levanto mi copa hacia la brillante luna.
El viento, húmedo por el rocío de la tarde,
Mueve las cortinas de gaza.
Quizás la diosa lunar Chang-O
Se apiade de esta golondrina solitaria,
Y nos una con un hilo de luz,
que se deslice por debajo de las cornisas de tu hogar.













AMANECER INVERNAL

Los personajes y bestias del zodiaco se han alzado
Sobre nosotros una vez más.
Frascos verdes de vino y caparazones de langostas vacíos
Sobre la mesa.
¿Podrían olvidarse los viejos amigos?
Los comensales absortos en sus pensamientos
El sonido de carrocería arrancando desde afuera.
Las golondrinas están inquietas en las cornisas
Por esos ruidos y la luz. Muy pronto,
durante el amanecer que se aproxima,
cumpliré mis cuarenta años.
Hacia las largas sombras del atardecer
Por momentos testarudos y obstinados
La vida se lanza ebria como fuego salvaje.
















SOBRE LA MUERTE DE UN NIÑO RECIÉN NACIDO

Los botones de los árboles
a punto de brotar
son puros como la muerte de un niño.
El viento del este no los dejará perdurar
los soplará hasta florecer
y los hará caer a la tierra.
Lo mismo ocurre con esta vida
que ya no es querida para mi.
Una madre llora lágrimas de sangre
dentro de ella aún hay leche contenida.


















VERDE JADE EN CIRUELOS DE PRIMAVERA

La primavera entró a los jardines del sur
Con flores que bailan.
La cálida brisa trae consigo el sonido
De los caballos que relinchan. El azul
Verdoso de las ciruelas ya alcanzaron el tamaño
De los frijoles. Las hojas del sauce son largas,
Y se curvan como las pestañas de las niñas.
Las mariposas merodean a lo largo
De la luz del sol. En la tarde,
La niebla descansa pesadamente sobre las flores.
El pasto está cubierto del agua del rocío.
Con sus vestidos transparentes
Las jóvenes indolentes y livianas,
Descansan en sus hamacas. Golondrinas
En pareja, hacen nidos en los aleros de las casas.


















LAS FLORES DEL CIRUELO CAEN Y SE DISPERSAN

El perfume de las lirios rojos
Se desvaneció. El aire de otoño
Impregna la cortina de jade.
Antorchas brillas en los barcos.
Quien me ha mandado
Ese mensaje de amor a través de las nubes?
Es tiempo que los cisnes regresen.
La luz de la luna inunda las habitaciones de las mujeres.
Todas las aguas se reúnen
En los lugares más bajos.
Aquellos que pertenecen a un solo ser
Jamás pueden dejar de pensar en el otro.
Pero ah, querida, estamos separados
Y nuestra distancia me ha acostumbrado al dolor.
Aunque a nuestro amor
Nada puede hacerlo desaparecer.
Antes vivía en mis ojos y en mis pestañas,
Hoy vive con peso en mi corazón.



 



. erotic poems
. nocturnal animals
. traslations 


. noreste
. oro 

. random